Fuego y Tierra

sábado, 15 de marzo de 2014

Me he derramado a tu lado



De tus ojos me he traído el llanto, de tu corazón la escasa luz de tu esperanza. Con tus palabras he hilvanado las nubes de mis sueños para no arrastrarlos por el suelo y también he intentado darte aliento sin que llegaras ni siquiera a pronunciar mi nombre, tan solo para intentar cubrir con mi mirada tu anhelo, consagrarte mi sonrisa, ocupar con mi espacio tu morada solitaria, las profundidades de tu alma, realizar un vuelo sobre las sombras de tus noches desordenadas y albergar, por un instante, en el nido de tus inconsolables amaneceres. 

Me he derramado a tu lado y he desaparecido contigo para fundirme en las ascuas que tantos años han hecho conmigo.

Vuelvo a mi casa, vuelvo al limbo, para no tener que mirar el cielo de frente ni preguntarle a la nada de qué me sirven mis días si a ti apenas te quedan nombres para tener cita con ellos porque has olvidado el compromiso de ofrecerles tu dádiva. 

Vuelvo a casa... y me encierro para no tener que despertar fantasmas.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores