Fuego y Tierra

sábado, 29 de noviembre de 2014

Paradero ingrávido

Cuando un brazo rodea mis hombros y riega mis ojos una sonrisa, dejo que se apoyen sus pupilas en el mar que se convierte  mi piel y me envuelven en un paradero ingrávido, donde el entorno pierde sus perfiles y se funden las bastas realidades surgiendo armoniosas melodías.

Me mezo en el aire de ese sueño inabarcable y extiendo mis brazos como livianas alas.

Vuelo..vuelo lejos donde nadie que no esté a mi lado puede alcanzarme.


Me precipito en el océano y me sumerjo dulcemente  en ese hogar que me dio vida. 

Entonces descanso, la soledad me acompaña, me ofrece fantasías, y es el azar el que se encarga de trenzar mis sueños. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores