Fuego y Tierra

jueves, 20 de diciembre de 2018

Matrimonio con velo negro


Te casas conmigo recordando a la muerte.

Firmaremos un contrato de despedida y tendré que olvidar tu casa y tus cosas...tus palabras.

Tu compañía se aferrará a mí más profundamente y me obligas a seguir la estela de tu nombre, y todos aquellos sueños
que se habrán roto para siempre.

Te casas conmigo para no compartir con nadie más el dolor de tu agonía, pero yo...me quedo sola con la razón de una firma,
con el recuerdo de una mañana y el temblor de mis propias manos quebrándose poco a poco con tu imagen que estará vacía.

Te casas conmigo y mi llanto será eterno hasta encontrarte.

No tendré horas ni habrá momento en el que tu mirada no deje de hablarme
y me seguiré preguntando por qué las estrellas llegaron a hablarte y el cielo ocupó aquel matraz que cuidaste
para hacer nacer un universo en el que cultivar un suelo donde germinara
y creciera  la esperanza del alma en busca del secreto más preciado de la vida.



Isabel Martínez Pita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores