Fuego y Tierra

lunes, 5 de abril de 2010

RECUERDOS

Los recuerdos van a parar a un lago. Es agua lo que los cubre pero en cualquier momento pueden de nuevo volver a flotar. Las heridas no solo se producen en el cuerpo, las heridas tienen niveles incomprensibles. Las heridas del alma no se curan con yodo, no sé con qué se remedian o si acaso tienen remedio. Hay que digerirlas pero es como los alimentos que se asimilan y transforman tu metabolismo. Los recuerdos cambian tu espíritu y tu semblanza y tu mirada. Los recuerdos me hacen permanecer en silencio, absorta observando el abismo que han labrado a mi alrededor, dejándome sola y rodeada de un círculo sin espacio al que asirme para mantenerme a salvo, tan solo me precipito por inercia hacia ese hueco profundo que soy yo. Y todo me parece tan fútil y vano, tan solo porque el dolor es tan profundo que me ha dejado relegada a la soledad de una isla y solo en ella encuentro placer. El placer insano de resarcirme en los recuerdos que se han empeñado en no abandonarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores