Fuego y Tierra

domingo, 6 de diciembre de 2009

Agua




Has visto, mis fotos tienen que ver con el agua. Has visto mi alma está conectada con el agua y los seres que quiero aparecen con el agua como el escenario que los engrandece, no es para menos. Son los sueños, son las esperanzas, como la mirada de mi padre hacia ese espacio de agua, quien sabe lo que mi padre pensaba en ese momento que miraba hacia el agua. Cómo no puedo amar al agua, sinfonía de notas melódicas de su propia infancia, de su propia ilusión insondable. No estuve donde quizá tenía que haber estado presente, me he perdido tantos pensamientos de tantas personas a las que he querido, a las que he amado. Me siento impotente e incapaz de llegar a ofrecer mi mano para salvar de las olas a los demás. Olas de altura, olas de velocidad inquebrantable, olas imposibles de predecir. Me siento pequeña y quebranto de dolores, me siento inane hacia todos los que quiero porque no he sido capaz de ofrecer lo suficiente como para salvar a nadie. Me enquisto en mi propio ser incapaz de dar por satisfecho mi amor. Qué daría yo por ofrecer a raudales mis sentimientos. Es imposible. Me muero de amor por dentro. No estoy sola, soy sola. Que la vereda de este camino termine pronto para dejar se sufrir, que Lerez vuelva a ser mi refugio, el nido de mi infancia y el único lugar al que quiero volver. Mi secreto más recóndito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores