Fuego y Tierra

domingo, 7 de agosto de 2011

A donde llegan las palabras


A donde lleguen las palabras, mensajes vacíos en los que depositas el alma, postergadas por la razón y el conformismo de los tintes que no embadurnan el paisaje. Quietos, muy quietos, esperando el alba que nos reconforte con haber sido iguales, no haber salido movido en la foto y seguir esperando tranquilamente otra mañana.

No hay sobresaltos que nos inquieten, no hay que buscar en el bolsillo ninguna esperanza vana. Tranquilidad….que los monstruos todavía duermen y están satisfechos de su alimento.

Esperaremos el caos que nos transforme con el látigo de la sorpresa que no estaba en nuestra agenda. Dormitemos en estos días inútiles que nos hacen sospechosos del hambre y la muerte de muchos niños que no han llegado a sonreír jamás. Me siento tocada por la adversidad de los demás, que no la mía que es muy ligera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Faros Atormentados

Mare Crisium





Seguidores